Nº4 Año 1
 
 editorial || articulos || eventos || cursos || becas ciudadaniasexual:
 

EDITORIAL

SEXUALIDADES DIVERSAS, ORGULLO Y CIUDADANÍA SEXUAL: PROMISORIOS AVANCES Y NUEVOS RETOS

Una de las contribuciones más importantes de las ciencias sociales de fines del siglo XX al entendimiento de la sexualidad, y a las luchas por el reconocimiento de nuevas nociones de derechos en la esfera personal, se refiere justamente a la ruptura con el modelo de una “normalidad sexual” de carácter heterosexual y reproductivo, supuestamente dictada por “la naturaleza”. En su lugar, en cambio, se vino a instalar la visión de una sexualidad plena de posibilidades, caracterizadas por su fluidez y diversidad, de las cuales en el curso de la historia algunas se habían establecido como “normales” y otras como “perversas”. A esta visión de lo sexual no como un conjunto de fenómenos fijos y naturales, sino como discursos cambiantes en el curso de la historia, corresponde el concepto de una sexualidad socialmente construida.

Esta visión teórica de la sexualidad tiene una contraparte en el mundo “real”, la cual cambia también con el tiempo. Tradicionalmente han existido personas con formas diferentes de vivir su sexualidad, pero en las épocas de mayor presión por un modelo fijo de sexualidad tendieron a vivirlas en espacios y subculturas clandestinos. Hacia fines del siglo XX, en cambio, se ha ido gestando un notable movimiento de política sexual que planteó primero el reconocimiento de las identidades (y las personas) gay y lésbicas, y que luego se amplificó a otras como las bisexuales, las transexuales, las transgenéricas, e inclusive las queer, fuera de variantes locales. Aunque estas categorías (a veces agrupadas en siglas tales como GLBT, GLBTT ó GLBTQ) no son mutuamente excluyentes ni significan lo mismo para todos los que las utilizan, reflejan una voluntad de visibilidad política que apunta progresivamente al reconocimiento de derechos y al ejercicio de ciudadanía (ciudadanía sexual).

En la cultura globalizada de referente occidental, estas luchas suelen conmemorar, hacia mediados de cada año, con varios modelos de marchas y festivales por el “orgullo GLBTT” (antes “orgullo gay”) los episodios de Stonewall, un bar gay neoyorquino cuyos parroquianos, en junio de 1969, al rebelarse contra los abusos policiales, dieron inicio a una fase abierta, orgullosa y cada vez más masiva del movimiento homosexual de occidente. Estas celebraciones han estado presentes en los últimos dos meses en diversas ciudades de América Latina, y casi de modo general presentaron un crecimiento frente a sus versiones previas.

Promisorios avances y nuevos retos. Casi paralelamente, escuchamos tres buenas noticias para la causa de la diversidad y la ciudadanía sexual: Primero, hacia junio, pudimos leer que la Corte Suprema de Estados Unidos, en un fallo no unánime, pero holgado, definió como inconstitucionales las leyes de penalización de la “sodomía” que aún persistían en varios Estados de la Unión. Segundo, en ese mismo país, la Iglesia Anglicana decide nombrar a un obispo abiertamente homosexual en una decisión sin precedentes, asumiendo posibles costos políticos en la unidad de dicha iglesia. Tercero, en nuestra región, la primera pareja de dos personas del mismo sexo tiene una ceremonia de unión civil en Buenos Aires, con base en la norma aprobada hace unos meses en dicha ciudad argentina.

Los nuevos retos, de otro lado, vienen de los actores tradicionalmente conservadores, liderados, lamentablemente (por la cantidad de fieles que discrepan de esta posición) de la jerarquía vaticana y los sectores de extrema derecha de la Iglesia Católica. Esta Iglesia, a partir de un documento de la Congregación para la Doctrina de la Fe, firmado por el propio Papa, acaba de instar a los políticos católicos de todo el mundo a asumir una actitud diligente de oposición activa a toda iniciativa por la legalización de las uniones entre personas del mismo sexo. Es deplorable que esta Iglesia dedique tantos esfuerzos a impedir cambios que muchos ven como progresos en cuestiones de sexualidad y salud sexual, y no evidencie esfuerzos similares para enfrentar las guerras, el hambre, la enfermedad y la pobreza en el mundo.

Los artículos. Esta edición del boletín incluye cinco artículos de gran interés, que muestran dimensiones variadas de la actualidad política en cuanto a la experiencia GLBT en la región. Abordan cuestiones tales como la identidad y el manejo del closet (Kique Bossio), las especificidades de género de la experiencia lésbica (Violeta Barrientos), las controversias médicas y legales derivadas de la cirugía para cambio de sexo (Elizabeth Zambrano), un enfoque de derechos humanos del trabajo sexual (Mirtha Grande), y una mirada a la performance transformista como una forma de activismo cultural en el campo de los discursos sobre género y sexualidad (David Aruquipa).

AVANCES DE NUESTRO PROYECTO: INICIO DE INVESTIGACIONES, AJUSTES EN LA PRESENTACIÓN DEL FORO DE DISCUSIÓN, PREPARACIÓN DE PUBLICACIÓN, FINANCIAMIENTO DE SEGUNDA FASE

En el marco de nuestro proyecto, la interacción con las comunidades regionales continúa con una intensidad que resulta grata. Las propuestas ganadoras del concurso de investigación han comenzado a ser ejecutadas. Oportunamente les anunciamos también sobre ajustes técnicos en nuestra sección Foro de Discusión, para hacerla más amigable. Estamos organizando el proceso editorial de la publicación que incluirá las presentaciones realizadas en nuestra reunión regional.

Y tuvimos la gran satisfacción de recibir, por parte de la Fundación Ford, la promesa de una donación de continuación de este proyecto para una segunda fase, a partir de octubre próximo, y por 30 meses. Ello nos alegra mucho porque nos permitirá consolidar este trabajo de articulación regional que iniciamos, hacia el exterior, prácticamente en enero de este año (pues comenzamos actividades en agosto de 2002). Queremos agradecer de manera especial a Gaby Oré, Oficial del Salud Reproductiva y Desarrollo Humano de Oficina para el Area Andina y Cono Sur de la Fundación Ford, por su confianza y compromiso.

Carlos F. Cáceres
Coordinador
Ir al Web CiudadaniaSexual.org